Las viviendas en Steel Framing se construyen 60% más rápido que una obra tradicional gracias al empleo de materiales livianos y la posibilidad de dividir la construcción del proyecto en varios módulos que se desarrollan al mismo tiempo para, posteriormente ser ensamblados rápidamente en obra.

Además, desde que se lo considera un sistema constructivo tradicional ya no es necesaria la presentación del CAT (Certificado de Aptitud Técnica), lo cual acelera los tiempos de inicio para las obras.
El Steel Framing emplea un 50% menos de personal que la construcción con ladrillos, lo cual se traduce en menos incidencia de gastos en mano de obra. Por otro lado, esta mano de obra ejecuta tareas más planificadas, optimizando los tiempos y minimizando errores de ejecución.

Con respecto a la construcción tradicional, dado que el tiempo de obra es menor, no se utiliza maquinaria pesada y no hay gastos imprevistos.

Dadas las características de los materiales empleados en su construcción, en este tipo de casas el costo de construcción y mantenimiento es significativamente menor.
La durabilidad está garantizada, la estructura Steel Framing es acero galvanizado, los perfiles que soportan nuestra vivienda están protegidos por placas de interior y exterior. La estructura está en todo momento detrás de una barrera impermeable constituida por láminas de aire y agua, placas cementicias, mallas geosintéticas y elastómeros de revestimiento.

Resistencia al fuego: las estructura es de acero incombustible, las placas de yeso que se emplean en el steel framing son retardantes de la llama ígnea, las placas de exterior son cementicias, no combustionan.

Resistencia al viento: una casa steel framing es construida sobre una platea de hormigón y fijada a la misma por anclajes embutidos sumergidos y/o anclajes químicos. La resistencia al viento es igual a la de una casa de mampostería.

Antisísmicas: Es ideal para zonas sísmicas ya que su reducida masa disminuye las fuerzas sísmicas que son proporcionales a ella. Por otra parte, la obra húmeda requiere refuerzos estructurales que incrementan su costo.

Aislación térmica y acústica: Las construcciones en steel framing poseen una excelente aislación térmica y acústica, superando a la construcción tradicional en un 60% en materia de sonido y un 115% a nivel térmico.

En el Steel Framing, los perfiles que componen la estructura poseen un recubrimiento de zinc que asegura una durabilidad superior a los 200 años.
El Steel Framing se adapta a cualquier tipo de proyecto, desde viviendas unifamiliares hasta construcciones de gran escala. Tiene la capacidad de amoldarse a cualquier estilo arquitectónico, y posibilita formatos realmente innovadores. Además, facilita las reformas o refacciones posteriores en las viviendas.

Desde diseños clásicos a minimalistas, y detalles Premium, todo un abanico de posibilidades ofrece este tipo de Construcción, que hoy está creciendo fuertemente en Countries y Barrios cerrados del país en Buenos Aires, Córdoba, Rosario, y la Patagonia. Y este año comenzaron a verse también en la costa Argentina.